Aplazamiento de cuotas para los autónomos

Aplazamiento cuotas autónomos El Consejo de Ministros ha vuelto a aprobar un nuevo paquete de medidas económicas para intentar paliar los efectos del COVID 19. En esta ocasión, las decisiones del Gobierno se centran en el aplazamiento de las cuotas de la Seguridad Social de los autónomos y en un subsidio extraordinario que podrán percibir las empleadas de hogar por falta de actividad.

La primera medida aprobada ayer por el Ejecutivo está dirigida a los autónomos y empresas afectados por la situación provocada por el COVID-19. Estos podrán solicitar el aplazamiento de las cuotas de la Seguridad Social correspondientes al mes de abril, pero solo podrán acogerse a esta moratoria aquellos que no tengan otro aplazamiento anterior en vigor. El interés que se aplicará a este aplazamiento de las cuotas del mes de abril será del 0,5 por ciento.

Para evitar la facturación de la cuota de abril, el aplazamiento debe solicitarse durante los diez primeros días naturales de este mes.

Moratoria de hasta 6 meses


El Gobierno ha aprobado además una moratoria a empresas y autónomos de hasta seis meses para el pago de las obligaciones con la Seguridad Social.

Podrán demorar su pago sin intereses ni recargos de las cotizaciones que deban efectuarse en los meses de mayo, junio y julio. Estas cuotas se deberán abonar seis meses después. Este aplazamiento no se podrá aplicar a las empresas que hayan sido exoneradas de pagar cotizaciones sociales por haber solicitado un ERTE por fuerza mayor a causa del coronavirus.

Aquellas empresas que no tengan derecho a acceder a esta moratoria podrán solicitar el aplazamiento de los pagos de mayo y junio a un interés del 0,5 por ciento.

Autónomos que han cesado la actividad


Por otra parte, para los trabajadores por cuenta propia que hayan visto su actividad suspendida con motivo de la entrada en vigor del decreto de alarma y se les reconociera el derecho al cese de actividad desde el mes de marzo, se han eliminado los recargos que pudieran corresponder por el retraso en el pago de las cuotas generadas hasta el día de dicho reconocimiento. Para cubrir el resto de los días de marzo, estos trabajadores pueden pedir la prestación extraordinaria por cese de actividadaprobada hace dos semanas, que incluye el pago de una prestación mínima de 661 euros al mes y la exención en el pago de las cotizaciones sociales.

Trabajadores del sector agrario y profesionales de la cultura


El Consejo de Ministros ha modificado los requisitos para que estos colectivos puedan acceder a la prestación extraordinaria que percibirán los autónomos. Los trabajadores agrarios deberán acreditar el descenso de facturación del 75 por ciento comparándolo con los mismos meses del año anterior.

Para los profesionales de la cultura, la caída de ingresos se acreditará comparando los ingresos del mes con pérdidas con la media de los 12 meses anteriores, teniendo en cuenta que estos trabajadores no cuentan con una actividad regular a lo largo del año.

Autorizados RED


A partir de ahora, los autorizados en el Sistema RED estarán habilitados para gestionar los aplazamientos en el pago de dudas, las moratorias en el pago de cotizaciones y las devoluciones de los ingresos indebidos.

Subsidio para las empleadas de hogar


Otra de las medidas aprobadas ayer por el Gobierno para paliar la crisis del COVID-19 está dirigida a las empleadas del hogar. Aquellas trabajadoras dadas de alta antes de la entrada en vigor del estado de alarma que hayan dejado de prestar servicios total o parcialmente, en uno o varios domicilios, a causa del coronavirus, podrán solicitar un subsidio extraordinario por falta de actividad.

Cantidad que percibirán


Las empleadas de hogar tendrán derecho a un subsidio equivalente al 70% de su base reguladora en el caso de que la pérdida de actividad sea total. Si la empleada reduce su jornada, percibirá la parte proporcional correspondiente a esa reducción de jornada.

El nuevo subsidio es compatible con otros ingresos por cuenta propia o ajena, siempre que no superen, en conjunto, el Salario Mínimo Interprofesional. Sin embargo, será incompatible con el subsidio por incapacidad temporal o con el cobro del Permiso Retribuido Recuperable.

Prestación para trabajadores temporales


Por último, tendrán derecho a un subsidio excepcional las personas trabajadoras con contratos temporales de, al menos, dos meses de duración que se hayan extinguido durante el estado de alarma y no hayan cotizado lo suficiente para acceder a la prestación por desempleo.

Esta prestación tendrá un importe del 80 por ciento del Indicador Público de Renta a Efectos Múltiples (IPREM) y se percibirá por un mes. El Subsidio de Desempleo Excepcional por el Fin de Contrato Temporal será incompatible con cualquier otra renta, salario social, subsidio, prestación o ayuda concedida por las administraciones públicas.

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) habilitará el procedimiento de solicitudes.

Otras medidas: alquiler y desahucios


En el paquete de medidas aprobado en el último Consejo de Ministros se incluye una línea de microcréditos avalados por el Estado y ayudas directas de hasta 900 euros para el pago del alquiler que beneficiará a las familias más vulnerables.

Además, se suspenden los desahucios durante seis meses tras el fin del estado de alarma. Se contempla una prórroga extraordinaria de seis meses de los contratos de alquiler de vivienda habitual.

Estas medidas serán objeto de análisis en artículos posteriores, ya que desde Asesor Excelente priorizamos aquellos contenidos más relevantes desde el punto de vista fiscal y laboral para nuestros asesores.